Líderes & Emprendedores

Home » Actitud » Un mundo sin ataduras

Un mundo sin ataduras

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 7 other followers

   Por   Manuel Adalid Gamero

En este tiempo muchas personas tienen el deseo de visitar los lugares más atractivos del planeta Tierra o simplemente conocer el mundo como simples viajeros; sin embargo los países no hacen más que colocar trabas, éstas impiden que muchas personas realicen el sueño de conocer el mundo, en épocas antiguas como la edad media no existían tales cosas, de esta manera se podía recorrer el mundo muy libremente, claro, la vida no era fácil pero si lo fuera no tendría caso molestarse imponiéndose metas. A mi parecer hay un ligero detalle que ha sido olvidado por todas las naciones, el planeta no pertenece a nadie, nosotros sólo habitamos en él, quienes somos para impedir a los demás de conocerlo y no solo eso, sino que el humano no lo aprecia como se debe, pues lo está destruyendo y ya casi está al límite.

El planeta es algo maravilloso cuya naturaleza pareciese poseer un encanto mágico, ¿Por qué negar la oportunidad a los demás de apreciar su esplendor?.

Se podría planear nuevas medidas o mejor dicho remodelar ese sistema de leyes tan ofuscado, sin embargo, cada nación no se preocupa más que en su economía, en su propio bienestar, ¡cómo me gustaría que actitudes como esas fueran borradas de la forma de pensar del ser humano!, pero me temo es algo imposible de pedir, pues para ello habría que eliminar todo rastro de la humanidad actual y que ocurriera el renacimiento de una nueva, una que desde un principio sea inculcada en los valores y en una forma de pensar completamente libre de ambiciones económicas.

Pero, basta ya de esos sueños inalcanzables, pues cosas como esas no ocurrirán, así que, qué hacer para cambiar este destino atado a las cadenas terrenales impuestas por otros humanos. Realmente, si las personas tuvieran otra actitud se podría rehacer un mundo mejor, pero me temo que con pocas personas que abren los ojos sería algo imposible, a las personas que ya han sido moldeadas por la sociedad de esta manera es casi imposible hacer que cambien tan radicalmente de pensamiento.

Tampoco todo está perdido, si realmente se intentara podrían haber probabilidades de que comiencen a surgir cambios, pero sería paulatinamente y se debería luchar sin descansar.

Cómo será el mundo dentro de 50 años, no lo sé, claro está se pueden realizar estadísticas, pero el ser humano posee la cualidad de ser impredecible, quisiera creer que este destino incierto nos lleva a la forma de vida ideal.

                                                                            


4 Comments

  1. Laura Palmese says:

    Me gusta este artículo por varias razones.
    Primero porque recientemente leí que era normal y completamente aceptable que a los 18-21 años las personas tuvieran intensos deseos de cambiar el mundo.
    Segundo por que también leí que la mente humana es esencialmente dual y siempre divide: lo bueno y lo malo, lo justo y lo injusto, lo correcto y lo incorrecto… dentro de estas divisiones también encajan todas las masivas discriminaciones que han existido a lo largo de la historia, los nazis contra los judíos, los campesinos contra los latifundistas, los de piel blanca contra los de piel morena, y en alguna medida, los evangelicos contra los católicos.
    Tercero por que trascender esas divisiones de la mente es perseguir ideales puros y esa es la verdadera finalidad que tenemos en la tierra. Como lo menciona el escritor, la tierra es de todos, naturalmente es de todos y las divisiones fueron creadas por el hombre, por mentes egoístas.
    Cuarto porque particularmente desprecio la economía porque no está acorde con la real y profunda naturaleza humana, porque nos ha enseñado que la forma de prosperar es consumiendo y consumiendo, indiscriminadamente, sin necesidad.
    Creo que existe una nueva generación, más consciente y alerta de la naturaleza finita de los recursos que tenemos, pero es necesario que quienes gobiernan tengan esa conciencia también, y es nuestro deber como jóvenes propiciar los cambios positivos en nuestras comunidades y planeta.

  2. Nohemy Murillo says:

    Me gusa este articlo, ya que esta incentivando a un cambio. un cambio que todos podemos hacer. ya que de uno en uno se va haciendo miles.
    y nosotros somos quienes podemos cambiar el mundo y hacerlo justo de aqui a 50 años.

  3. rodrigo marenco says:

    estoy de acuerdo con tu aportacion, quien es quien para decirle a otros no puedes entrar, o que es non grato en cierta area, cuando se creo la tierra no se repartieron cartas de poder a las personas asignadolas como duenas de la tierra, ahora estoy de acuerdo como todos lo estaria de negar entradas a esas personas con malas intenciones como ser robos o estafas, pero si un extramjero quiere visitar mi pais, no veo por que negarselo, esta en todo su derecho, aparte mas gana uno siendo acogedor con las personas que quiere visitar, que siendo un represor de los deseos de los humanos de conocer el mundo,

    Otra cosa es que tristemente este mundo se a desviado tanto de su esencia que ahora lo primero que la gente piensa es en lo malo, en vez de pensar “hey esta persona me quiere visitar” piensa como “con quie intenciones vendra este aqui” y uno se bloquea dandole prioridad a lo malo e ignorando lo bueno, poco a poco el munso se esta consumiendo y estas barrera que se presentan es un ejemplo mas de los decadaentes lazos entre la raza humana, el mundo esta resentido consigo mismo, y esto lleva a lejar a todas la personas. Si vemos la esencia de estas restricciones todo senala a la parte politica, es esta gente que impide que uno sea libre y recorra el mundo como quiera.

  4. Gabriela Flores says:

    En el mundo estamos regidos por leyes unas más severas que otras pero en fin nuestro deber es cumplirlas…
    Es sueño muy útopico querer cambiar nuestra sociedad. El mundo está así porque nosotros hemos trabajado para ello… Esto se refleja con lo que viven los migrantes. Las barreras que le impiden buscar mejores condiciones de vida… Pero nunca es tarde para cambiar, debemos empezar por nosotros mismos para después instruir a las siguientes geeraciones.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: