Líderes & Emprendedores

Home » Actitud » El temor a lo real

El temor a lo real

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 7 other followers

Ivonne Yolibeth Suazo

¿Quien puede temer a la realidad? La realidad nos rodea día tras día desde que nacemos. Estamos acostumbrados a ella. Pero me refiero a lo real, como una definición de lo que somos, de lo que pensamos, de lo que realmente deseamos hacer para sentirnos completos; y muchas veces podemos encontrarnos con que no sabemos cual es ése “yo real”, quienes somos y que debemos hacer.

Tanta gente que está involucrada en nuestro círculo social, y tantas opiniones ajenas que pueden compartirnos, la información que nos es transmitida en muchos lugares y por varios medios de comunicación; y eso puede confundirnos y hacernos desconfiar de nuestros principios y valores, de lo que hemos aprendido y lo que es correcto. Como proceder ante ciertas situaciones, que parecen sencillas, pero la duda nos persigue y puede enredarnos ¡y ahora creemos que estamos metidos en un lío terrible!

A medida que creces aprendes a ver el mundo con tus propios ojos y no a través de  los ojos de tu papá, de tu mamá o de tus amigos. Talvez lo que te dijeron que estaba mal, ahora te das cuenta que no es tan malo, y que nuestro proceder puede estar afectado por nuestra cultura y nuestros deseos. Les llamo perspectivas.

Las decisiones forman parte de la vida de todos, pero hay que preguntarse si lo que hacemos es lo que realmente deseamos, o es para crear cierta “imagen” o caber dentro de cierto “grupo social”, o por que tales personas “esperan esto” de mi, o sencillamente lo hago por que eso fue lo que hizo alguien más.

Hacer lo que viene de mi corazón o mi propia mente, no siempre se realiza ¿En verdad quieres estudiar esa carrera universitaria? ¿Por que debes comprar eso? ¿Por qué éste candidato es el que merece mi voto para presidente? ¿Por qué comparto con ésta persona? Es muy confuso, todos queremos crecer y ser independientes, pero también los adultos temen, los humanos sólo toman las situaciones como vienen y utilizan la experiencia para dirigirse por lo que creen es lo mejor. Sólo queda, como siempre digo, pedir a Dios discernimiento; pero sino creemos en Dios… esa situación ya está fuera de mi… Lo que yo pienso es que la gente le teme a sí mismo, a hacer lo que quiere, y sólo sigue la corriente; sin trascender en las situaciones en las que se ve envuelto, hacen falta más personas reales, por que ahora todos piensan igual, todos actúan igual y eso no es posible por que todos somos diferentes, y no se permiten la pregunta ¿si esto no me lastima a mí, ni a otros por que no hacerlo? ¿Por qué no decirlo? ¿Por qué no?


3 Comments

  1. Muchas gracias por este post. Me ha gustado.

    Estoy de acuerdo contigo en que “olvidamos” consultar a nuestro corazon para tomar decisiones. A veces solo estamos repitiendo decisiones de otros, sobre nuestra felicidad.

    Hoy decido ser feliz, libre. Elijo aquello que escucho del Universo para que así todo fluya en armonía

    Que tengas paz y bendiciones

  2. Gaby Sanchez says:

    Esto es tan cierto, pero en su ejemplo de que estudiamos la carrera que quieren tus papas, yo estudie la carrera de mis amigas de la escuela porque no conocia otras carrera. siempre lo cuento pero estudie una carrera por 3 años que no me gustaba, y cuando el dia que me di cuenta que eso no es lo que YO queria, que lo que YO queria era otra, uno le tiene un nuevo respeto a la vida de uno, valora mas las cosas. Cuando aprendemos a hacer las cosas porque a nosotros nos gusta, todoo todoo es mas bonito, su personalidad es mas placentera, etc.

  3. Gabriela Flores says:

    Comparto tu comentario. En la vida tenemos que aprender a descubrir quienes somos en realidad y hacia donde vamos. No podemos dejarnos llevar por los comentarios ajenos que se hacen. Llegará un día en el que ni papá, ni mamá, ni otras personas harán que tomemos decisiones que según ellos son las más convenientes. LLegará el momento en que seremos responsables de nuestros propios actos. Sin olvidar que siempre tenemos que rendir cuentas de esos actos…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: